Entra en vigencia nueva ley de seguridad alimentaria de EE.UU

El hecho es que ayer entró en vigencia la  nueva ley de seguridad alimentaria de Estados Unidos, conocida como Ley de Modernización de Inocuidad Alimentaria (FSMA, por sus siglas en inglés) y que fue promulgada por el Presidente Barack Obama el pasado 4 de enero.

La normativa será implementada en un período de un año desde su entrada en vigencia, durante el cual se emitirán normativas que detallarán los estándares básicos para el cultivo, cosecha y proceso de frutas y vegetales. Por ello, es trascendental conocer el impacto que la nueva ley de seguridad alimentaria tendrá en el mediano plazo para los exportadores de alimentos.

Diversos son los cambios que el nuevo cuerpo legal establece. Uno de los más relevantes es que otorga amplia autoridad a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) para incrementar las medidas de control y reacción frente a los casos de contaminación alimentaria. Por ello, es que la agencia norteamericana contará con facultades extraordinarias de inspección y fiscalización respecto de las normas establecidas por la ley.

La abogada Mercedes Valdivieso, del estudio jurídico Araya&Cía, especialista en comercio internacional, explica que el FDA “tendrá la autoridad para inspeccionar productos alimenticios que ingresen al país”. Añade la entidad podrá establecer oficinas en los países que sean determinados por el FDA con el objetivo de ayudar a las agencias de cada país con la implementación de la nueva normativa. Esto incluye por ejemplo programas de mutua colaboración tendiente a la armonización de códigos alimentarios.

Paralelamente se destinarán recursos para inspeccionar las instalaciones donde se producen los alimentos que serán importados, lo cual tendrá repercusiones para los exportadores de los países proveedores.

“Esta ley afecta directamente a los exportadores frutícolas ya que podrán ser sometidos a inspecciones realizadas por el FDA (…) En caso de que el exportador se niegue a la realización de dichas inspecciones, se podrá prohibir el ingreso de la fruta al país”, detalló la abogada. El ingreso será vetado por un plazo de 30 días.

Otro cambio trascendental es que la nueva ley traspasa a los importadores la responsabilidad de verificar que los alimentos ingresados al territorio estadounidense cumplan la normativa. Una de estas responsabilidades implica que los importadores deberán certificar a sus proveedores la forma en que producen, almacenan, embalan, procesan y despachan sus productos.

Por ello, es que cada importador deberá certificar que los alimentos producidos por sus proveedores cumplen con los requisitos establecidos por la normativa al tiempo que los proveedores deberán certificar sus procesos productivos.

1.png1.png7.png8.png0.png8.png
Hoy39
Ayer58
Este Semana39
Este Mes937
Total117808

12 Abril 2021